Oftalmedic, Clínica Salvà incorpora el Láser Excímer Allegretto 500 para el tratamiento de miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia 

Este avance tecnológico proporciona más seguridad a la hora de olvidarse de gafas y lentillas

Oftalmedic, Clínica Salvà (Red Asistencial Juaneda) ha incorporado el Láser Excímer Allegretto 500,  un láser de última generación que aumenta la precisión y seguridad en la intervención de miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia, permitiendo la personalización de los tratamientos.

Este equipamiento supone un gran avance en el campo de la oftalmología, ya que es actualmente el más rápido del mundo y, por tanto, disminuye el tiempo de las intervenciones. Además, sus nuevas funciones permiten unos tratamientos más eficaces, asegurando resultados más exactos.

Este láser Excímer, tras acceder a la capa media de la córnea, la remodela eliminando el defecto refractivo y devuelve la correcta visión al paciente de forma definitiva e indolora. ¿Cómo? En Oftalmedic, Clínica Salvà ofrecen diversas opciones a aplicar en función de cada caso particular:

El ser Excímer con microqueratomo: A través de un microqueratomo se realiza un flap en la córnea, con tal de poder aplicar el nuevo láser Excímer en su capa media y corregir el defecto. Una vez finalizada la fase láser el flap se vuelve a colocar en su posición inicial, posibilitando una cicatrización natural y sin puntos de sutura.

FemtoLásik: Es un procedimiento 100% láser, sin bisturí ni pinchazos. En este caso, un láser de Femtosegundo muy preciso crea el flap. Después, se aplica el láser Excímer en la capa de la córnea que ha quedado expuesta. Finalmente, como en el caso anterior, la capa superior de la córnea se vuelve a colocar en su lugar como si se tratara de un apósito natural.

Existe otro método que no pasa por el procedimiento láser para los casos en que no se considera apropiado (para personas con córneas finas, pupilas grandes, síndrome del ojo seco…). Se trata de las Lentes Intraoculares: a través de una micro-incisión, se introduce suavemente la lente plegada entre el iris y el cristalino, manteniendo intacta la córnea y corrigiendo definitivamente la ametropía.

En los dos primeros casos, el nuevo láser Excímer ofrece grandes ventajas con respecto a los sistemas anteriores: mayor eficacia del tratamiento, menor sensibilidad a los movimientos del paciente (más seguridad), una mayor comodidad para el paciente, menor deshidratación y menor efecto térmico sobre la córnea, resultados del tratamiento más exactos y precisos y mayor adaptación y personalización a las necesidades de cada paciente.

La detección y corrección (definitiva o no) de los defectos refractivos es muy importante para la salud ocular. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las ametropías no corregidas constituyen la primera causa de discapacidad visual a nivel mundial (por encima de las cataratas sin operar y del glaucoma). Por ello, desde Oftalmedic, Clínica Salvà (Red Asistencial Juaneda) recomiendan acudir al oftalmólogo ante el menor síntoma de alarma, además de asistir a revisiones visuales periódicas.

Las ametropías o defectos refractados son alteraciones oculares que impiden el correcto enfoque de las imágenes en la retina. Pueden ser miopía (impide la correcta visión a largas distancias), hipermetropía (imposibilita ver de cerca), astigmatismo (provoca borrosidad) o vista cansada, también llamada presbicia, que produce incapacidad para enfocar la vista.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *