¿Cómo funciona la ozonoterapia? 

La Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Ibiza incorpora la ozonoterapia para el tratamiento del dolor crónico y las hernias discales

La ozonoterapia aplicada al tratamiento del dolor es una nueva técnica especialmente indicada si sufres de dolor crónico o tienes una hernia discal.

La Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Ibiza acaba de incorporar la ozonoterapia en su portfolio de servicios.

¿Cómo funciona la ozonoterapia? 

La ozonoterapia es una técnica basada en la aplicación de una mezcla de oxígeno y ozono, en diferentes concentraciones, que puede tratar un gran número de enfermedades. No es por casualidad que ya se utilizaba a mediados del siglo XIX en todo el mundo.

El ozono (O3) se introduce en el cuerpo, e inmediatamente se disuelve en el cuerpo. La reacción del ozono con las moléculas del cuerpo genera un “estrés oxidativo agudo” que aporta numerosos efectos beneficiosos.

Entre ellos,  mejora la cantidad de oxígeno en los tejidos ya que aumenta el flujo sanguíneo local. También tiene un efecto anti-aging de las células y mejora la modulación de la respuesta inmunitaria frente a infecciones y enfermedades autoinmunitarias.

Se aplica en enfermedades como artritis, diabetes, fibromialgia, artrosis, heridas con mala cicatrización, angina de pecho, infecciones crónicas… También tiene numerosos efectos beneficiosos en el tratamiento del dolor, ya que actúa como antiinflamatorio y analgésico.

El ozono no tiene efectos secundarios y tiene pocas contraindicaciones, además de poderse aplicar a personas de cualquier edad. Es una técnica ambulatoria y que se realiza sin anestesia o con anestesia local. Se necesitan varias sesiones en función de la patología que se trate y de cada paciente.

La ozonoterapia es indolora y rápida y para muchos pacientes supone una mejora sustancial de la calidad de vida.

Los doctores Elsa González y Pedro Llinàs de la Policlínica utilizan la ozonoterapia entre los diversos tratamientos para las hernias discales y el dolor crónico, como puede ser el dolor cervical o la lumbalgia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *