Qué hacer en Mallorca, Menorca e Ibiza

Resumen de lo imprescindible que hay que ver y hacer en Mallorca, Menorca e Ibiza si eres turista

Un paraíso de paz, experiencias, bienestar, sol y naturaleza con conexiones aéreas a las principales ciudades europeas los 12 meses del año. Esto y más es Baleares. Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera ofrecen una experiencia total al visitante con sus hermosas playas, paisajes mediterráneos, cocina local, y un gran abanico de posibilidades para practicar deporte y actividades de ocio, como centros de belleza, spa y compras.

Esto es un tentempié de lo imprescindible que hay por hacer en cada isla durante todo el año.

Mallorca: de compras en Palma

Las mejores marcas de moda del mundo están en el centro de Palma, a solo un radio de 15 minutos a pie. Es difícil encontrar otra ciudad tan pequeña y con encanto que tenga tantas tiendas de marcas conocidas así como también pequeñas boutiques. Puede disfrutar del paseo por el Passeig del Born, Jaume III o el Carrer de Sant Miquel, que son las principales calles comerciales. Y no olvide que en el centro de Palma, las tiendas abren cada domingo.

La Catedral de Palma de Mallorca

La Catedral de Mallorca, que está en Palma, domina el Paseo Marítimo y ofrece una de las mejores vistas que se puede tener de la ciudad. La Catedral, llamada “La Seu”, fue originalmente construida como una mezquita y con la llegada de los cristianos en 1229 se convirtió en el edificio católico más grande de Mallorca. Por muchas razones, La Seu es única y atípica: fue construida justo al borde del mar y es muy alta por la cantidad de cristales que dejan entrar la luz al interior, lo que le da un aspecto muy brillante. Además, tiene un mix de estilos peculiar: era originalmente gótica, pero artistas relevantes como Antoni Gaudí o Miquel Barceló dejaron su huella hace pocos años. Incluso para personas no religiosas, vale la pena la visita y las vistas al mar desde sus alrededores.

Menorca Talayótica

Menorca preserva un valioso patrimonio prehistórico, desde la llegada del hombre en la isla, alrededor del año 2.500 antes de Cristo, hasta la conquista Romana en el año 123 A.C. Los talayots de Menorca son su monumento más característico, donde las personas hacían su vida.

Los talayots fueron construidos usando grandes piedras superpuestas y colocadas de modo brillante, sin argamasa. Ahora es posible visitarlos ya que están en un impresionante buen estado de conservación, y así conocer cómo se vivía hace más de cuatro mil años.

Otro de los sitios imprescindibles de Menorca es El Toro, su particular montaña, que es la más alta con sus solo 358 metros de altura sobre el nivel del mar. Sus vistas panorámicas y su tradición la hacen un must see. En los días claros se ve toda la isla y la costa de Mallorca. En lo alto de la montaña se sitúa también el santuario de la Virgen del Toro.

En Ibiza: Dalt Vila

La fortificación de Dalt Vila, situada en Ibiza, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad. El centro de la ciudad se ha transformado en un museo al aire libre, ya que se pueden ver vestigios fenicios, cartagineses, romanos y musulmanes. Actualmente se pude encontrar la Catedral, el Ayuntamiento y el Museo Arqueológico. Es un buen sitio para pasear, ir a tomar algo y a cenar, ya que tiene muchos restaurantes con encanto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *